fuerzas armadas.jpg 1

 

 

Desde la vuelta a la democracia, las Fuerzas Armadas han sido dejadas a un costado del país, castigadas por años por los hechos de la dictadura. Ese castigo se trasladó a los sueldos, los que, cuando la situación se hizo insostenible, fueron inflados con suplementos no remunerativos, y complementos, que al momento del pase a retiro del personal militar, se ve sustancialmente disminuido el ingreso. Estos suplementos no remunerativos, son contabilizados para el pago del impuesto a las ganancias. El ámbito castrense es pequeño y acotado, forma una pequeña parte del presupuesto anual nacional, y la mayor parte de ese presupuesto asignado, se va en el pago de salarios.

Esto ha llevado a una distorsión que necesita ser adecuada, máxime, con proyectos de achicar la estructura de un Ejército que tiene más generales que tanques, una Armada que tiene más almirantes que barcos y una Fuerza Aérea que tiene más brigadieres que aviones en servicio. Y esto hace real la necesidad de pasar a retiro a todo el personal con 38 años de servicios cumplidos. Aunque una verdadera reforma estructural comenzaría con pasar a retiro a todos aquellos que no egresaron en democracia y que aún cumplen servicios, algunos con más de 40 años de antigüedad. O, cuando se agote la paciencia del Ministro Julio Martínez, y haga cumplir estrictamente la ley, y todo aquel que tenga 35 años pasa a cuarteles de invierno.

 

Todos los gobiernos, a pesar de los juicios realizados por el personal, han prometido “blanqueos” del haber del personal militar. La más firme promesa vino de la mano de Cambiemos, el Presidente Mauricio Macri, que prometió cuatro etapas para solucionar un problema de vieja data.

La primera etapa se cumplió en Mayo de 2016, como resolución del Ministerio de Defensa, y la segunda debía darse en este mes de Enero, hecho que no sucedería.

Lo que se firmó como decreto del Poder Ejecutivo Nacional, fue aquella resolución ministerial, la 377/16, para darle sustento legal a la resolución del Ministerio, ya que no es función ministerial, sino del ejecutivo, la modificación del haber del personal militar. Esto trajo hoy confusiones, fogoneadas por aquellos que lo toman como una falta de respeto o los que confunden al personal militar, diciéndoles que es una mentira.

En realidad es una cuestión de forma, de dejar en norma aquello que el ministerio de defensa firmó en mayo de 2016.

Son muchos los rumores de todo tipo corren por las redes sociales y sitios donde opinan miembros de las fuerzas, aunque algunas publicaciones hablan de posibles acuartelamientos, y hasta de una segunda semana santa, este portal se comunicó con diversas fuentes castrenses que no pudieron confirmar esas versiones, que algunos atribuyen a la Armada Argentina.

 

 

fuerzas armadas 2

 

Lo que algunos entienden como descontento o enojo, traducido en pedidos de remoción de las cúpulas, no es otra cosa que un sentimiento manso de injusticia.

Según pudimos saber, la segunda etapa del blanqueo de haberes que debía darse en este mes de Enero, no se produciría porque los Jefes de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas no habrían cumplido con la consigna de pasar a retiro a todos los militares oficiales y suboficiales con 38 años de antigüedad en el servicio, cumplidos. En el caso del Ejército, esto se habría dado casi en su totalidad, la Armada lo habría hecho en un 40 % y la Fuerza Aérea solo en un 15 %.

Una vez más, los jefes de estado mayor de cada fuerza, convertidos en Ministros atornillados a sus sillones, a sus choferes, viáticos especiales y pasajes, y con ellos sus amigos, no muestran el menor interés por sus subalternos y en una jugada casi infantil, citaron al personal en condiciones que consideraron de retiro, por mensaje, esto quiere decir, se les dio la orden de presentarse en los respectivos edificios de las jefaturas de cada fuerza armada. Allí se los invito a pedir voluntariamente el retiro, la mayoría de ellos sin esos 38 años cumplidos, quedando así como que es el militar quién lo pide. La selección ha sido arbitraria, antojadiza, para algunos. Todo en función de amistados, aprovechando en algunos casos para pasar viejas facturas.

Hoy sabemos por fuentes que no podemos mencionar, porque son militares de las tres fuerzas que no pueden hacer declaraciones, que amigos de las cúpulas seguirán sin cumplir con los que pidió el Ejecutivo, por medio del Ministro de Defensa Julio Martínez.

Todo está parado, los ascensos no fueron firmados aún, las designaciones tampoco, y los retiros requeridos, menos aún, y esta era la parte que las fuerzas armadas debían cumplir para que se continúe con las etapas del blanqueo de haberes.

Desde épocas del kirchnerismo, cuando Néstor promovió a Brigadier y Jefe de la Fuerza a alguien que le hacía favores en el sur, las cúpulas han sido funcionales al gobierno. No podemos olvidarnos del último delirio K de tener al General Milani como Jefe del Ejército. Funcionales en el sentido de no respetar a sus subalternos, primando sus propios intereses, ya que sabemos que cualquier acción es sedición.

Intra - muros lo que existe es desazón, desánimo y ese sentimiento de abandono, por parte de jefes de estado mayor, a los que están por fuera del círculo rojo de los privilegios de seguir en sus cargos, y en otros casos promovidos o premiados, como es el caso de un oficial promovido a Brigadier, yerno de Luciano Benjamín Menéndez, con múltiples condenas por delitos de lesa humanidad. Creemos superada la etapa del gobierno de los Kirchner en que por portación de apellido o parentesco los oficiales no ascendían, por lo que este sería un hecho anecdótico.

En la gestión de este oficial, como Jefe del Cuerpo de Cadetes de la Escuela de Aviación Militar, dos cadetes femeninas fueron abusadas sexualmente por un cadete de mayor jerarquía, durante mucho tiempo. Esa causa, cursa hoy en la justicia Federal de Córdoba y quién era entonces Director del Instituto, año 2015, fue Director General de Personal de la Fuerza. El malestar es generalizado, y no con el gobierno, sino con las jefaturas. “Vivimos otros tiempos, donde se necesitan cambios de estructuras profundos, pero la jefatura no lo entendió, siguen encerrados en cajas, sin propiciar esos cambios que hagan al interés de la Nación, y sólo apuntan a sus propios intereses”, nos dice un oficial superior del Ejercito que habló con este portal. También se debe tener en cuenta para una reforma integral, todos aquellos retirados que son premiados con horas cátedra como docentes universtarios en institutos de formación militar, para equiparar lo que pierden con el retiro. 

En las últimas elecciones, los miembros de las Fuerzas Armadas se volcaron al voto por Cambiemos, con la fe puesta en que el cambio seria profundo. Por ahora, todo, es más de lo mismo.

 

 

Redacción Periodismo y Punto.

Nosotros

Periodismo y Punto es un sitio de noticias y de investigación periodística. Orientado a noticias de todo el país, denuncias de fuerte contenido social y político. Con la idea de relatar las noticias que los grandes medios descartan y profundizar las que nuestros colegas, investigan. La información, estará acompañada de audios, fotos y fotos a lo que se sumarán excelentes columnistas. 

Una generación de nuevos periodistas. Sin tapujos. Sin acuerdos. Con un único compromiso: Vos

Recientes Twitter