AMIA ARGENTNA

Denunciado por el fallecido fiscal, Alberto Nisman, de formar parte de un plan “criminal” para encubrir el atentando a la AMIA, el ex juez federal Héctor Luis Yrimia, rompe el silencio en Periodismo y Punto lamentándose de no haber tenido la chance de preguntarle al ex titular de la fiscalía especializada en investigar el atentado a la AMIA, por qué lo vinculó con la ex Presidenta de la Nación, dirigentes sociales como Luis D´elia y Fernando Esteche, el diputado Andrés “El Cuervo” Larroque y supuestos agentes inorgánicos de intelitencia como Ramón Allan Bogado. Hoy recuerda su breve paso por la investigación del atentado más siniestro de la historia argentina, sus consejos a Donald Trump y la política de seguridad, los operadores judiciales, el ex juez Juan José Galeano, la SIDE de Stiuso y el fallecido Alberto Nisman.

¿Qué recuerda de su paso por la investigación del atentado a la AMIA?

Recuerdo que me llamó el fiscal Germán Moldes para armar un equipo de ocho fiscales, entre ellos estaban Mariano Freile, Gerardo Di Masi, Pérez, Eamon Muller y José Barbaccia. Todos suspendimos nuestras vacaciones. Nuestra función era juntarnos diariamente a las 22 horas en una oficina ubicada en Belgrano al 1400 llamada Protección Orden Constitucional. De allí salían las órdenes de allanamiento.

¿Por ejemplo?

El primero fue en Avellaneda. Una persona iba a tener armamentos relacionados con el atentado. Resultó una situación simulada. Muchas pruebas que nos llegaban eran distractivas, eran una pérdida de tiempo pero había que chequearlas. Como fiscal, incluso Moldes, no podíamos tener acceso al expediente completo.

¿Qué más recuerda de esa investigación?

Recuerdo que fuimos a un allanamiento en San Telmo, de quien habían guardado una camioneta. Daba la fisonomía, pero en la rueda de los presos, no coincidían los datos. El expediente lo manejaban el juez, la policía federal y los servicios de inteligencia.

¿Quién cree que estuvo detrás del atentando?

El que programó el atentado es un monstruo. Miró hasta los últimos detalles –Yrimia describe que los edificios linderos a la AMIA no sufrieron prácticamente ningún tipo de ruptura-. Aparecían pistas para seguir adelante pero llegabas a un precipicio.

hector yrimia

¿Y el juez qué hacía?

Galeano estaba preparado. Lo acompañaban un grupo de asesores que aportaban datos sinceros pero si el entorno está sucio o contaminado, el resultado es malo. Tenga en cuenta que redujeron un edificio de 6 o 7 pisos, cortados perfectamente en sus paredes medianeras, a un piso y medio de escombros. El caso fue tan complejo que hubo factores que los auxiliares dejaron de lado. El juez estudia la foto que saca el fotógrafo. ¿Me explico? Es el que está en el terreno el que marca el rumbo de la investigación.

¿Ahí estuvo la falla?

Alguien le armó un rompecabezas al juez, por sincero o no, pero tuvo que ver.

¿Tenía el juez presiones del gobierno de Carlos Menem?

¡No! En los primeros cuatro meses, el juez actuó sin presiones. Nunca contó con tantos recursos como en aquellos años, el gobierno nacional había puesto todo, recursos, gente, personal, choferes, elementos, fotocopiadores, dinero.

(Otra fuente consultada asegura que Yrimia olvida mencionar que, tanto él como Galeano, tenían un lugar asegurado en las grandes ligas de la justicia vernácula si descubrían los verdaderos responsables del atentado).

Pero el resultado no fue el esperado…

No lo fue.

Años después Nisman denuncia un pacto de encubrimiento a los responsables del atentado por parte del gobierno que lo había promocionado…

A Nisman lo aconseja un diputado de la Nación. Denuncia un plan criminal para desprestigiar la investigación de la AMIA por parte de CFK, levantar las alertas rojas a cambio de petróleo. Pero nunca hubo un cambio geopolítico y la llamada Comisión de la Verdad no se creó. 

Pero aparecieron escuchas que confirmar la existencia de que Nisman estaba en el camino correcto…

Las escuchas por sí solas no son prueba incriminatoria. Las escuchas pueden tener como fin distraer de la verdad a la investigación. Es cierto que Esteche viajó a Irán con D´elia pero no implica nada.

¿Cuándo se encontró con Jorge Khalil?

En diciembre del anteaño pasado y en enero y febrero. Era un referente del mundo Chiita. Lo vi 3 o 4 veces. Me pidió un contacto con el Vaticano. Lo quería ver al Papa Francisco. Lo cierto es que nunca tuvo él acceso al expediente, si lo dice, es que delira. Ese acercamiento no prosperó.

¿Conocía a Cristina Kirchner?

Jamás la vi en mi vida.

¿Usted qué cree que pasó con Nisman?

No lo sé. Pero creo que se suicidó o lo indujeron al suicidio. Pero la verdad que no sé. Me conmocionó la noticia porque no tuve la oportunidad de preguntarle, “¿por qué me metes en un tema que no tuve nada que ver”?

¿Cuándo lo conoció a Nisman?

En 1993. La última vez que lo vi fue en una discoteca, en un boliche para ir a bailar. Era una persona con ciertas particularidades, con una vida privada con comportamientos raros.

¿Mantiene sus contactos con iraníes?

Nunca los tuve. Khalil era un criollo. Ese fue mi único acercamiento con Irán.

Por Julieta Elgul – Periodista

@JulietaElgul

Especial para Periodismo y Punto

Nosotros

Periodismo y Punto es un sitio de noticias y de investigación periodística. Orientado a noticias de todo el país, denuncias de fuerte contenido social y político. Con la idea de relatar las noticias que los grandes medios descartan y profundizar las que nuestros colegas, investigan. La información, estará acompañada de audios, fotos y fotos a lo que se sumarán excelentes columnistas. 

Una generación de nuevos periodistas. Sin tapujos. Sin acuerdos. Con un único compromiso: Vos

Recientes Twitter