pogo

 

En la ciudad de La Plata no tienen buenos recuerdos de ellos.  “Todo lo que hicieron era trucho”,  señala una fuente que conoció en primera persona a uno de los productores que organizó el recital del Indio Solari en Olavarría: Marcos Peuscovich. Junto a su hermano Matías, desde 2005, están a cargo con “El Chacal Producciones”, y luego con “En Vivo SA”, de organizar los masivos shows de Solari. El maratónico ascenso de empresarios que pasaron de un pequeño bar a manejar el concierto más grande del mundo. 

 

Un reducido lugar, ubicado en La Plata, entre las calles 8 y 42, fue testigo en los ´90 del inicio de “El Chacal”, la productora que luego pegaría el salto con los mega - recitales de Solari. Martín Cabrera, por aquel entonces periodista del diario Hoy que cubría los eventos, recuerda la precariedad en la que estaban montados en esa minúscula rockería. Cuándo pasó la banda Las Pelotas, los artistas debían ir al baño por fuera del lugar, atravesando una ventana y “El Chacal” explotaba de público al límite. Marcos le pedía a la prensa que cubría que no revele la cantidad “real” de espectadores y que ´dibujen´ menos. Quiénes lo conocieron, lo describen como un “excéntrico que iba vestido de zapatos rojos”.

Siguieron con los shows, trabajando por ejemplo con Bersuit Vergarabat en su apogeo, en el Club Reconquista de La Plata, a principio de los años 2000. El club no estaba preparado para recibir bandas de rock y sin las más mínimas medidas de seguridad, como puertas de acceso precarias y sin salidas de emergencia. Aquella fecha de Bersuit fue tapa del Diario “El Día”, hablando de una jornada que podía haber terminado en tragedia. Martín Cabrera recuerda: “no teníamos modo de salir de ahí si pasaba algo”. Luego de armar la crónica de lo sucedido “Marcos se enojó conmigo”, señala el periodista, que los conoció desde sus inicios.

Llegaría en 2011 una tragedia, con la muerte de Miguel Ramírez en la actuación de La Renga en La Plata y un gran problema para “El Chacal”. El joven fallecido por una bengala fue el primer gran desastre, al menos visible, de los hermanos Peuscovich. Se arregló con 360 mil pesos de indemnización a la familia de la víctima. ¿Fallaron los controles en los accesos para evitar el ingreso de bengalas?.  Sin embargo, “the show must go on”…

 

solari2

 

 

Luego se rebautizaron para dejar atrás la tragedia inesperada: nacía “En Vivo SA”. La misma que firmó el contrato con la municipalidad de Olavarría calculando unas 150 mil personas que ocuparían La Colmena (como llaman al sitio), la cantidad que estaba autorizada según las dimensiones del predio. Nada de eso se cumplió: nadie hasta ahora puede decir si fueron 200 mil, 300 mil o 400 mil personas que colmaron Olavarría y ese campo. El resultado es conocido: 2 muertos, heridos, vandalismo y destrozos.

Nadie habla. Eligieron el silencio. Un empleado de “En Vivo SA” cuenta off de record a Periodismo y Punto que “no va a dar opinión del tema porque ni siquiera los verdaderos responsables han dado opinión aún”. La pregunta trascendental, que no fue respondida, es quiénes son los responsables de la venta indiscriminada de alcohol, de reventar un predio con más gente de su capacidad y de no contar ni con ambulancias ni con seguridad necesaria acorde a la multitud que concurrió. En el medio del dolor post Olavarría, la justicia comienza – muy lentamente – a investigar lo que ocurrió y el ex líder de Los Redondos, tras sus comunicados y declarar ante la fiscal, volvió al ostracismo.

El camino trazado es al límite, riesgoso, que recuerda lo peor: Cromañón, una herida que marcó a toda una generación. Los empresarios tienen otros negocios, uno de ellos vinculado al turismo en Tandil, y movimientos bancarios de más de 150 mil pesos, según los registros del Banco Central, además de cheques rechazados. Más allá de eso, hay algo recurrente: la violación de las normas y el llegar a cualquier precio a un objetivo.

“Son voraces, capaces de cualquier cosa”, dice el periodista Martín Cabrera en un tuit luego de lo sucedido en Olavarría, en referencia a los Peuscovich. Los conoció de cerca. ¿Son realmente así o es una sucesión de hechos trágicos que no están conectados, sino producidos por diversos factores?. ¿O tiene que ver con la seguridad y el cumplimiento de las normas?. Hoy, los hombres que pasaron a comandar el “pogo más grande del mundo” están recluidos y el golpe de nokaut fue tan fuerte que no hay reacción. Sólo silencio.

 

Sebastián Turtora

 

 

Nosotros

Periodismo y Punto es un sitio de noticias y de investigación periodística. Orientado a noticias de todo el país, denuncias de fuerte contenido social y político. Con la idea de relatar las noticias que los grandes medios descartan y profundizar las que nuestros colegas, investigan. La información, estará acompañada de audios, fotos y fotos a lo que se sumarán excelentes columnistas. 

Una generación de nuevos periodistas. Sin tapujos. Sin acuerdos. Con un único compromiso: Vos

Recientes Twitter