cristian ritondo

Días difíciles. Cristian Ritondo, Min. de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires.

 

 

En Argentina han asesinado 28 mujeres en 25 días. De muchas de ellas, ya no recordamos el nombre.  Se ha naturalizado la muerte de madres, hijas, hermanas, nietas, sobrinas. Estamos como perdidos, sin ver un horizonte. A Araceli Fulles la encontró un perro rastreador en la localidad de San Martín, enterrada con escombros y cemento en el patio de la casa de quién acabó con su vida. Badaracco fue detenido gracias a que lo encontró una vecina embarazada  y su amiga en el barrio de Flores de la Ciudad de Buenos Aires. Pero, desde el mediodía del pasado viernes, cuando comenzaron a circular las fotos de la joven asesinada, la volvieron a matar sin piedad, quienes las entregaron, miembros de la DDI de San Martin, policías que deben cuidarnos, cuidar a las víctimas. Cuál fue la respuesta de un altísimo funcionario de la provincia de Buenos Aires al ser consultado sobre la impericia del caso.

Al parecer las fotografías fueron publicadas en un perfil de la red social Facebook de una mujer policía, que las mantuvo dos horas y las eliminó, el tiempo suficiente para que se viralicen. Al recibir esas fotos en este portal lo primero que hicimos fue comunicarnos con los organismos de seguridad de la Nación y la Provincia de Buenos Aires, en particular con el Ministro de Seguridad Cristian Ritondo, cuya respuesta fue: “diríjase a Asuntos Internos de la policía de la provincia, yo estoy en otra”.  Volver a matar a Araceli, también es, ese tipo de respuestas. 

Nunca entendió el Ministro que nuestro deber como periodistas es chequear, y que le estábamos pidiendo ayuda. Tal vez esperábamos otra respuesta, como ocuparse de investigar quién filtro esas imágenes, que vuelven a matar a la joven de 22 años cada vez que alguien las ve.

Llegó tarde la fiscal de la causa, la policía, todos llegaron tarde a la víctima, luego de dos procedimientos la encontraron los perros, que paradójicamente no entienden de encubrimientos, ni de “protección”,  ni de coimas.  Y para los policías que participaron de ese procedimiento,  lo más importante no fue cumplir con sus deberes de funcionario  público, preservando a la familia. Lo más importante a menos de 24 horas de haberla encontrado, fue difundir las fotos de su cadáver.

El daño de la cal en los cuerpos ha sido descripto por la bibliografía colombiana, en los procedimientos realizados por las fuerzas para - militares en la guerra, con la idea de no dejar huellas, de matar sobre la muerte.  En este caso, se buscó el mismo resultado pero no se llegó a él.

En vano son las marchas, los reclamos, recordar los nombres de cada mujer que mataron, si contamos con fuerzas de seguridad que  priorizan el morbo a su deber, la irresponsabilidad a sus obligaciones. No hay políticas de prevención, no hay capacidad de búsqueda, se plantan pruebas y no hay posibilidad de llegar a tiempo. No hay respuestas acertadas de los funcionarios. Lo del Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires es un hecho, acaso, sintomático, no sólo respondió los mensajes mandándonos a Asuntos Internos, sin ningún compromiso de su parte de chequear ese material divulgado ni de investigar a sus subordinados, sino que mandó un mensaje diciendo que está en “otra”.  Debemos pensar que está en otra, buscando alguna otra chica desaparecida, o que esta periodista no merece una respuesta más apropiada. Podremos marchas mil veces, un millón, si no empezamos a poner límites en la ética policial, de nada servirán los ensayos de políticas criminales, porque cada vez que esto ocurre vuelven a re – victimizar a la víctima, a sumir a su familia en un pozo profundo de desesperación.

Entendemos que si las fotografías eran parte de la investigación, no debieron salir de ahí, que no es un hecho natural, aunque sea común, y lo que debió ocurrir es que si circulaban desde el mediodía, alguien de oficio debió iniciar una actuación, y no esperar que una periodista haga una denuncia en la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Millones tirados en sueldos de funcionarios, abogados, fiscales, jueces y policías corruptos, y el caso lo termina resolviendo un ovejero belga y la capacidad de reconocer rostros de una vecina de Flores.

 

Mujeres asesinadas en Abril

Fuente:   Diario La Nación

2/4

Belén Rivas - Violada y asesinada

8/4

Micaela García - Violada y asesinada

Claudia Lima - Violada y asesinada

9/4

Silvia Castañera - Asesinada

M. Estela Torres - Asesinada

10/4

Florencia Di Marco - Violada y asesinada

11/4

Silvina Nuñez- Violada y asesinada

12/14

Ornella Dottori - Violada y asesinada

Antonia Ríos - Violada y asesinada

14/4

Lucía Hoyos - Asesinada

15/4

M. Adela Duarte - Asesinada

16/4

Gabriela Barceló - Asesinada

17/4

Noemí Salvaneschi - Asesinada

Cielo Torres - Violada y asesinada

18/4

Paulina Portillo - Asesinada

Cristina Sandoval - Asesinada

19/4

M. Esther Ramírez - Asesinada

20/4

Alejandra Polizzi - Asesinada

21/4

Marina Vedia Durán - Violada y asesinada

Malvina Noelia - Violada y asesinada

23/4

Silvia Morales - Asesinada

24/4

Carmen Solís - Asesinada

25/4

Tamara Córdoba - Asesinada

26/4

Mayra Díaz - Asesinada

27/4

Analía Nuñez - Asesinada

Araceli Fulles - Asesinada

 

Alicia Panero

Nosotros

Periodismo y Punto es un sitio de noticias y de investigación periodística. Orientado a noticias de todo el país, denuncias de fuerte contenido social y político. Con la idea de relatar las noticias que los grandes medios descartan y profundizar las que nuestros colegas, investigan. La información, estará acompañada de audios, fotos y fotos a lo que se sumarán excelentes columnistas. 

Una generación de nuevos periodistas. Sin tapujos. Sin acuerdos. Con un único compromiso: Vos

Recientes Twitter