closs

 Maurice Closs junto a la ex-presidenta CFK.

 

El negocio político de la obra pública llegó a Misiones. Allí, su ex gobernador, Maurice Closs, controla a través de su empresario insignia, Carlos Enríquez, la concesión más jugosa de toda la provincia: Las Pasarelas de las Cataratas del Iguazú. El rol de dos financistas de la city porteña de Arpenta.

Hubo un tiempo en que el negocio de la obra pública, en la provincia de las tierras coloradas, pasaba por sólo un par de manos: Maurice Closs y su empresario favorito. El actual diputado nacional y candidato a senador por el kirchnerismo, nació el 10 de junio de 1971 en Aristóbulo del Valle. Abogado y empresario, presidió la juventud radical en los últimos cuatro años del siglo pasado pero comenzó a jugar en las grandes ligas de la política misionera cuando asumió la jefatura de gabinete del ex gobernador, el ingeniero Carlos Rovira. Fue senador a los 35 años. A los 37, ya era gobernador. En el 2011, sería reelecto con el 75% de los votos. Lo tenía todo. Su familia es dueña del grupo Valle. Su sede principal está ubicada en el pueblo natal de Maurice. Entre las empresas que conforman en grupo económico del “estadista” se encuentran Petrovalle SAT -dedicada al transporte -, Petrovalle SA -concesionaria de YPF- y principal distribuidor de combustible en Misiones, Macovalle, venta de materiales de construcción y representante local de Loma Negra. Pero la gran contratista de obra pública durante su gestión pertenece a Carlos Enríquez (Carlos Enríquez SA). Closs fue uno de los gobernadores preferidos de Cristina Fernández de Kirchner.

Durante su gestión, proliferaron los negocios turísticos. El símbolo de Misiones son las cataratas del Iguazú con sus pasarelas. La familia de Closs es dueña del lujoso hotel Amerian en Puerto Iguazú y, desde hace diez años, de la concesión que explota  una de las maravillas naturales más sorprendentes de América Latina: Las Cataratas del Iguazú. Todo lo que allí se factura -merchandising, comidas, refrigerios, fotografías, videos, excursiones, remeras y accesorios sumados a las costosas entradas que se pagan a precios internacionales- pasa por los dueños de la concesión. Se trata de una facturación estimada en 50 millones de dólares.

El boletín oficial del 21 de diciembre del 2004 –durante la presidencia de Néstor Kirchner que ensayaba la reelección con Carlos Rovira-, no miente. Esa tarde se modificó la estructura original de la concesión de las pasarelas de las Cataratas. Carlos Enríquez pasó a controlar el 41,0013%, Petrovalle –familia Closs- 21,2751%, Soleil Tour SRL (2,7024%), Mario Alberto Santacruz (2,5486%), Miguel Eduardo Iribarne (12,650782005%), Héctor Luis Scasserra (el mismo porcentaje que su socio en Arpenta), Edgar Manuel Sosa (0,50056%), Claudio Blaistein (1,11590799%) y Juan Lucas Geofredo (el 1,076928 % restante). Iribarne y Scasserra son los ex socios del fallecido, en circunstancias aún no esclarecidas, Aldo Ducler. ¿Qué hacían los ex financistas que manejaron los fondos de Santa Cruz en Misiones?. Plata.  

 

 

IMG 4396

 

 

Nueve años después, los pocos opositores que resistían al “vamos por todo” del gobernador Closs, denunciaban que sólo el 7% de los ingresos por el negocio turístico de las Cataratas quedaban en Misiones. Closs nacionalizaba la promoción de las Cataratas con fondos públicos pero las ganancias se las llevaba un privado: Él mismo. En Puerto Iguazú aún no hay agua potable. Al dejar la gobernación, Closs siguió manejando el negocio de ambos lados del mostrador. Asumió como Presidente de la Comisión de Turismo en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación. Ya gobernaba Mauricio Macri. El tarifazo fue la excusa perfecta para aumentar el valor del ingreso el acceso a las Cataratas: la entrada general pasó de 260 pesos a 330. El 93% de lo recaudado se lo lleva la firma Iguazú Argentina SA.

 

CATARATAS

Belleza natural. En manos del hombre fuerte del kirchnerismo en Misiones.

 

El “gobernador hotelero” como lo llamaba La Política Online, cinco años atrás, monopolizaba los alojamientos de Puerto Iguazú. Además del Amerian, en el 2012, adquirió en seis millones de dólares el hotel Continental de Posadas. Su hermano, Omar, era el artífice de la transacción con la tradicional familia Radzichowsky. Frente a sus habitaciones, lo saludaba el gobernador desde LA Rosadita.

Otra de las contratistas ganadoras durante sus años como gobernador fue Spotorno SA, propiedad de Nelson Spotorno, padre de su mujer Roxana. Asociada con una compañía francesa, la firma se quedó con la señalización inteligente de la capital misionera. Construyó el Palacio de Justicia, el Hospital Madariaga en Posadas que se licitó por 10 millones pero costó el doble, el Teatro Lírico que inauguró Cristina en videoconferencia y viviendas sociales. Ramón, su padre, constituyó la sociedad que explota las Cataratas desde 1998, La formó con sólo 120 mil pesos.

En el 2001, los diarios misioneros relataron la negativa del gobierno local de integrar a Mercado Abierto en la concesión de las Cataratas. El apellido Ducler era mala palabra. Sin embargo, sus socios aparecerían en las acciones. Una década después, la financiera de Iribarne y Scasserra sería allanada por la AFIP. Los sabuesos de Echegaray se llevarían una sugestiva carpeta ilustrada por las Cataratas.

 

 

Por Luis Gasulla

@luisgasulla   

          

 

 

Nosotros

Periodismo y Punto es un sitio de noticias y de investigación periodística. Orientado a noticias de todo el país, denuncias de fuerte contenido social y político. Con la idea de relatar las noticias que los grandes medios descartan y profundizar las que nuestros colegas, investigan. La información, estará acompañada de audios, fotos y fotos a lo que se sumarán excelentes columnistas. 

Una generación de nuevos periodistas. Sin tapujos. Sin acuerdos. Con un único compromiso: Vos

Recientes Twitter