santilli

 

Una empresa que ofreció un servicio de bacheo temporal a la Ciudad de Buenos Aires en 2013 reclama una deuda por falta de pago de los trabajos realizados y materiales que no fueron devueltos a la compañía. La denuncia es contra el actual Vice Jefe de Gobierno porteño Diego Santilli y por ese entonces, en 2013, Ministro de Ambiente y Espacio Público. También están denunciados los funcionarios de su gestión.

En Abril de 2013 Adrián Góngora, socio gerente de Estructuras Acuáticas SRL, presentó un novedoso sistema de bacheo temporal por medio de chapones creado por la compañía, al entonces Ministro de Espacio Público del GCBA Diego Santilli, quién luego de una prueba en vía pública, le gustó la idea y decidió contratar el servicio. Funcionaría para cubrir baches temporalmente y así evitar accidentes.

Sin contrato formal. "Durante los meses de relación, la empresa solicitó en varias oportunidades a las autoridades del ministerio con quien trataba habitualmente, la suscripción de un contrato que formalizara el acuerdo", detalla parte de la denuncia contra los funcionarios, presentada por el abogado José Magioncalda. Nunca llegó el contrato, pese a que los trabajos se efectuaban.

En Diciembre de 2013 se negociaba para la continuidad del servicio. En las conversaciones se acordó verbalmente seguir con los trabajos porque había sido una buena solución al grave problema de los baches espontáneos, evitando accidentes en vía pública. Así, las autoridades prometieron que accederían a firmar un contrato, según relata la denuncia de Magioncalda, abogado de Góngora.

"Para el mes de Febrero de 2014 comenzaron a circular por los baches de CABA chapones que no pertenecían a la compañía contratada. Al consultar los motivos, ni el mismo Viceministro Rodrigo Silvosa sabía de qué se trataba. Así, no sólo no se dio respuesta alguna, sino que también se la desafectó sin ningún tipo de explicación. En definitiva, además de cortar la relación y asignarle un mecanismo ideado por Estructuras Acuáticas SRL a otra u otras entidades empresarias, el GCBA se quedó con diez de los chapones que eran propiedad de  la empresa (material que se instalaba para tapar los baches). Se adeuda además a la empresa los montos correspondientes por los trabajos realizados desde Julio de 2013 hasta Febrero de 2014, así como la entrega de los chapones que siguen en poder del GCBA", puntualiza la grave denuncia. La deuda asciende a $ 2.944.914.

Ante la falta de respuesta del gobierno porteño se inició un amparo, presentado el 24/10/2016 en el Fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Bs. As. La increíble respuesta de la gestión de Santilli fue desconocer la relación que había mantenido con la prestadora del servicio de bacheo provisorio, después de efectuar pagos (sólo de 2 meses, adeudando 8) e intercambiar mails, incluido Santilli en ellos. La investigación está a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional Nro. 17 de la Dra. Cristina Oberlander.

 

Link.

DENUNCIA COMPLETA.

 

 

Sebastián Turtora

 

Jubiladoportadaok

 

 

Mi experiencia personal con agencias de la ANSES es reciente. Desde el año 2016 mi haber de retiro no se actualiza por razones que oficialmente desconozco pero que -presuntamente por comentarios verbales de la gente de la oficina a la que me veo obligado a recurrir- estaría vinculado a las dudas que les asiste respecto al tipo de actividades que desempeñaba durante mi vida como funcionario activo. Mi experiencia personal es la de una atención fría y distante. En principio al jubilado que tiene la desgracia de tener que concurrir se le explica poco, confusamente y de manera contradictoria, o directamente, no se le explica nada si no insiste incluso airadamente.

Los tiempos de esa Administración parecen eternos. No tienen plazos si no objetivos, como decían en su momento los dictadores del Proceso y repitió -sin duda sin conocer el antecedente siniestro de la frase- una funcionaria a la letrada que me asiste- y evidentemente ni el bolsillo ni el tiempo del administrado cuyos fondos e intereses deben administrar porque precisamente para eso se les paga, no están entre sus prioridades.

Empero, jamás se me pasó por la cabeza suicidarme, jamás tuve conocimiento de que esa idea rondara por la cabeza de ninguno de mis antiguos compañeros de trabajo ya jubilados ni tampoco me llegó nunca el conocimiento de un caso de tal naturaleza. Sin duda ronda muchas veces por mi mente alguna de las historias de Relatos Salvajes, pero allí no se cuentan hasta donde recuerdo, casos de suicidios. Por cierto mi haber de retiro excede aún por bastante el mínimo, pero hasta donde sé, en la Argentina, los jubilados no se suicidan. Al menos en función de tales.

Hace un par de días se registró en dependencias de la ANSES de Mar del Plata la muerte por mano propia de un jubilado. Salvo que la prensa mienta se trató de un hombre de más de 90 años, cuya esposa falleció hace bastante tiempo pero que no pudo recuperarse de la pérdida, sin hijos, ya sin amigos vivos, profundamente deprimido, cuya única familia serían dos sobrinas que viven en Buenos Aires, ya sin capacidad de continuar en soledad en la ciudad balnearia en que residía y que estaba realizando el trámite de cambio de domicilio necesario para que sus haberes se transfirieran a donde -por idea de sus únicas parientes en condiciones de ayudarlo- pasaría a vivir, abandonando su residencia anterior.

No era un desheredado: médico jubilado, su haber de retiro estaba en el orden de los 40000 pesos mensuales nominales. Cobraría en mano sin duda algo menos, pero en todo caso bastante más que el sueldo medio de los activos en nuestro país. Un monto escaso, en relación con los gastos que tiene cualquier persona y más un anciano de casi cien años que seguramente gastaría en buena medida en remedios, sin contar la obra social. Pero un buen ingreso, en función de los salarios que se pagan en nuestro país, por cierto muy bajos.

Parece evidente que la muerte por propia decisión no tiene que ver con su haber de retiro. Tampoco habría constancia de que expresado en vida una preocupación especial al respecto. En todo caso, si tenía carencias materiales no parecen suficientes para que determinara quitarse la vida. 

Hasta ahí mi comentario. Solo restaría agregar que las expresiones -casi inmediatas al hecho, sin reflexionar ni siquiera informarse- de algunos políticos y dirigentes opositores al actual gobierno- pretendiendo montarse en esta tragedia para asignarle el carácter de protesta contra esta administración o sus políticas es, desde la racionalidad, un ridículo de tal calibre es ocioso entrar siquiera a discutirlo y -desde la ética- una singular infamia que, más allá de las muchas críticas que puede y debe merecer nuestra sociedad -gobierno presente y pasados  incluidos-  por la manera en que trata a sus viejos descalifica a los que así proceden.

 

 

Luis Alberto Gasulla

Especial para Periodismo y Punto

darwin1

 

 

Habría tumbas con nombres apócrifos en el cementerio argentino de Darwin, en Islas Malvinas. Esta conclusión surge de una larga investigación, en la que se compararon documentos que registran el armado de la necrópolis militar, en 1983, del coronel británico Geoffrey Cardozo; los listados de la Cruz Roja Internacional que se desprenden del mismo; y sus actualizaciones y las fotografías de todas las tumbas.

También, un informe de 609 hojas de la Comisión de Familiares de Caídos. Junto a traductores especializados, fue un trabajo de control tumba por tumba durante casi cuatro meses.

El más importante documento es el de Cardozo, de febrero de 1983, y la actualización de septiembre de ese mismo año. Redactado de manera que se pueda leer en tres partes, la primera detalla objetivos a cumplir, plan y logística de lo que se llevara a cabo para el armado del Cementerio. La segunda es un reporte diario del trabajo de campo, como se ubican los cuerpos, y sus reubicaciones.

En tanto, la tercera y última parte, contiene los listados con los restos encontrados en cada área, zona geográfica de las Islas, tumba, número de serie de ataúd. Adjunta mapas, detalla minuciosamente que restos fueron identificados y en base a qué elementos, si hay medalla de identificación, numero de cedula militar o alguna pertenencia que indique esa identificación.

El trabajo del Coronel Cardozo, enviado a las islas a tal efecto, fue minucioso y prolijo. No hay un solo detalle que se escape a su análisis. Así se transmitió al gobierno británico y la Cruz Roja Internacional, que lo informó a la Argentina. Aquellos que solo tenían número de cédula militar o documento fueron posteriormente identificados en Argentina, y colocados sus nombres en las placas o cruces.

Al inicio de esta investigación, Cardozo aseguró que salvo el ingreso de dos restos entre fines del 83 y principios del 84, cuyos número de ataúd son 61 y 221, los restos del Teniente Miguel Ángel Giménez en el 86 y del Primer Teniente Eduardo Casco, en 2009, que ya tenía tumba, no hubo ni exhumaciones, ni identificaciones en el cementerio.

El interrogante surge ante el cruce de información de todos los listados existentes, las fotografías de todas las tumbas que hoy tienen placa. Por este material consultamos a la Comisión de Familiares de Caídos, que preside María Fernanda Araujo, y a la Asociación de Veteranos de Guerra de Malvinas (AVEGUEMA), ambos vinculados a las Fuerzas Armadas. Respondieron que no existirían otros materiales para analizar. Esto se hizo para descartar que hubiese ingresos registrados fuera de nuestro alcance.

Hay dos tumbas con más de un cuerpo. En una de ellas, con detalle preciso, 1 NN más tres restos, sin elementos identificatorios, procedentes de un lugar determinado donde cayeron en combate. Hoy, y no sabemos desde cuándo, esa tumba tiene cuatro nombres de 3 soldados que murieron en otras locaciones y uno en la que señala el informe. Son de distintas fuerzas.

Claro está, no hay manera posible de explicar esto. Sus nombres se reservan a un eventual pedido de la Justicia, si lo hubiera, porque sus familias no lo sabrían.

Consultado al respecto, Cesar Trejo, ex presidente y referente de la Comisión de Familiares de Caídos, sus respuestas son esquivas, no sabe y dice que de haber ocurrido eso, deberá haber una investigación, que la culpa es de lo que hicieron los británicos en el 83 o lo que hace la Cruz Roja ahora, que nunca los participaron.

Cabe aclarar que esta comisión se negó sistemáticamente a las identificaciones y que Geoffrey Cardozo no se comunicó con ellos sino con la Fundación No me Olvides, que si bregaba por ellas. Aunque esta comisión es la responsable del cementerio y, de hecho, guardan en custodia las cruces del primero, modificado en 2004 por obra de Eduardo Eurnekian, en un galpón de Aeropuertos Argentina 2000 en Ezeiza.

Incluso, las han exhibido públicamente en algunas oportunidades. Sería sencillo poder comparar las tumbas identificadas con aquellas viejas cruces, pero eso es algo que escapa a esta periodista.

 

darwin

 

 

Sebastián Socodo, responsable argentino de cuidar el cementerio que vive en Malvinas, dijo que no tenía registros de lo que había dentro de Darwin, lo que de ser cierto, es peligroso, porque no podría controlar actos de vandalismo o cambios de placas.

AVEGUEMA, por su parte, reconoce estas irregularidades como “errores no forzados, cometidos desde el continente, que deberán enmendarse luego de que termine el proceso de las identificaciones". Vale recordar que el proceso se inició hace poco más de una semana en Malvinas.

Hay otras tres tumbas, que aparecen como “vacías” en los listados e informes y que también están nominadas con placas, no habiendo podido acceder al registro de ingreso de esos restos desde el 83 hasta hoy. Y comparadas con la información oficial del Ministerio de Defensa de la República Argentina, también arrojan diferencias.

El resultado de esta investigación ha sido informado a la Sede Regional de la Cruz Roja Internacional, en la persona de Sandra Lefcovich, quien respondió haber derivado el tema al área correspondiente. También ha sido informado el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, sin haber podido tener constancia de que leyera el informe, no ha respondido la consulta telefónica. Se informó a Laurent Corbaz, que trabaja hoy en la Misión Humanitaria de identificación en Malvinas, por el Comité Internacional de la Cruz Roja. Julio Aro de la Fundación No Me Olvides, con quien hemos intercambiado información, y sostiene no conocer con que listados se está trabajando. Y por supuesto se informó a Geoffrey Cardozo.

El único que respondió con preocupación fue el CECIM, centro de ex combatientes de Malvinas, que había logrado por una presentación judicial pidiendo las identificaciones, que el Juzgado del Doctor Julián Ercolini, admitiera y dictara la orden para que el estado instrumente lo necesario para que se solicite la identificación de los NN de Darwin.

Tal vez todo deba ser secreto, pero podría haber familias que se pierdan la oportunidad de que sus seres queridos sean identificados, puesto que al no ser los nombres que están en esas tumbas, pueden estar mezclados con los 123 sin identificar y habría muestras que no se crucen con ningún resto.

Mucho se ha dicho de las tumbas de Darwin, se ha asustado a familiares para que no hagan las extracciones para cruzar ADN con restos, se les ha mentido diciendo que sus familiares están en fosas comunes en cualquier lugar. El informe de Geoffrey Cardozo da fe y rigurosidad de que esto es una mentira, de aquellos que no quieren las identificaciones, y estas tumbas con placas y nombres que no corresponden, pueden ser una explicación a esos hechos.

La identificación de los muertos en combate es un derecho amparado en el derecho internacional humanitario. Mientas en la Argentina se pelea por la denominación de los no identificados, hay que recurrir al derecho internacional, y comprobar que NN, NK en Ingles, o desaparecido en acción o en combate, son las denominaciones que deben usarse.

No somos optimistas en que haya otros acuerdos, el momento de pedir explicaciones a quien corresponda es ahora.

 

Alicia Panero

 

FUENTE: GENTILEZA ADELANTO 24

jubilado3

Foto Gentileza Agencia Nova. 

 

La noticia por estas horas conmociona. Rodolfo Oscar Estivill, un jubilado de 91 años, se suicidó en una oficina de ANSES en Mar del Plata. Sacó un arma y se disparó en la cabeza. Fue trasladado al Hospital Interzonal dónde falleció.

El hombre había concurrido a la dependencia junto a sus sobrinas para realizar un cambio de domicilio. Ante la sorpresa de los presentes que entraron en pánico, sacó un arma, efectuó un disparo contra su cabeza y se desplomó en las escaleras. El público se tiró al suelo pensando que podría atacarlos a ellos. Rápidamente empezaron las especulaciones de lo que hasta ahora se desconoce: los motivos de la drástica decisión. Una versión que circuló fueron motivos económicos. “Tiró el bastón que llevaba, agradeció a sus sobrinas por lo que habían hecho por él y se disparó”, contó una testigo, según una nota del diario Clarín. Cuando llegó la ambulancia aún tenía signos vitales pero murió luego en el hospital.

 

jubilado2

Fuente: base de datos ANSES.

 

jubiladocopia

 

Lo cierto es que si tenía problemas económicos no tenían que ver ni con el estado actual de su jubilación ni con deudas. Su haber activo era de $ 44.000. No registraba deudas, al menos por las vías formales. Eso no significa que ganando 44 mil pesos (brutos) no se puedan tener problemas económicos serios, debido a graves enfermedades y/o alguna situación personal delicada, no aclarada aún por la familia. El titular de ANSES, Emilio Basavilbaso, salió a repudiar el "uso político" del hecho. 

Los medios kirchneristas salieron a utilizar políticamente el tema para plantear algo que sí es real: en Argentina no se puede vivir con la jubilación mínima. No era el caso de Rodolfo Estivill. pese a su trágico final.

 

Sebastián Turtora

  

 

rejas

Las rejas cortadas del domicilio del periodista, en Capital Federal. 

 

El sábado por la tarde el periodista Luis Gasulla sufrió un extraño robo en su domicilio ubicado en el barrio porteño de Villa Luro. Entre las 16 y 19:15 horas, los delincuentes cortaron prolijamente dos barrotes de las rejas de la ventana de la habitación del director de Periodismo y Punto que da a la calle Margariño Cervantes. 
 
Ubicada a metros de la avenida Lope de Vega, por la cuadra pasa el colectivo 47 y el movimiento es continuo. A los ladrones no les importó. Ingresaron al domicilio del periodistsa por la ventana, revolvieron papeles, extrajeron unos ahorros de la mesita de luz del periodista, el televisor de 32 pulgadas y una cajita musical que le había regalado Gasulla a su esposa para su casamiento. La sorpresa mayúscula fue que también se llevaron una computadora personal y un pen drive. Revisaron algunas carpetas con información y, hasta el momento, Gasulla no sabe si se llevaron alguna documentación. "Tenía información de algunas investigaciones con copia, lo único que me duele de la computadora personal son las fotografías de mis hijos de toda una década y el retraso laboral que me provoca esta situación". 
 
 
IMG 4177
 ¿Robo al voleo o mensaje?. Interior de habitación, tras el robo.
 
 
La comisaria 44 está al frente de la investigación. El Ministerio de Seguridad de la Nación se comunicó con el periodista para interiorizarse del asunto. Extrañamente, los delincuentes no se llevaron otro televisor ubicado en el comedor, una video, la wi, la impresora, una cámara kodak valuada en 10 mil pesos -dejada tirada entre los papeles- ni una tablet que estaba ubicada sobre la cama matrimonial.  
 
Fuentes consultadas por este portal creen que al periodista "le hicieron un trabajo de inteligencia" aunque Gasulla prefiere evitar los mensajes mafiosos o conspirativos. "Espero recuperar la información personal, lo material va y viene, el lunes seguiré haciendo lo que más me gusta en la vida: periodismo".
 
 
Sebastián Turtora
 
@sebiturtora
 
 
 
 

Página 4 de 43

Nosotros

Periodismo y Punto es un sitio de noticias y de investigación periodística. Orientado a noticias de todo el país, denuncias de fuerte contenido social y político. Con la idea de relatar las noticias que los grandes medios descartan y profundizar las que nuestros colegas, investigan. La información, estará acompañada de audios, fotos y fotos a lo que se sumarán excelentes columnistas. 

Una generación de nuevos periodistas. Sin tapujos. Sin acuerdos. Con un único compromiso: Vos

Recientes Twitter