patadelana

 

“A partir de este momento no entra ni sale nadie”. Así se presentaron los sabuesos de Asuntos Internos de la Policía Bonaerense (AI) en la Jefatura Departamental La Plata. Un buchón había denunciado que el primer día de cada mes llegaba la plata de la recaudación ilegal por brindar seguridad a los comerciantes de la ciudad que ya pagaban sus impuestos para tener ese servicio. De inmediato preguntaron por su titular, Darío Camerini. Mientras la recepcionista afirmaba que ya no estaba, el comisario intentó esfumarse, pero un hombre de la AGAI, que fumaba habano en el portón, lo reconoció de un operativo anterior. En paralelo, otros detectives encontraron y decomisaron 36 sobres con $ 153.700 en un despacho clave.

Por eso, Guillermo Berra primero interrogó a Camerini y luego al superintendente de Seguridad Región Capital, Fernando Grasso. El dilema del prisionero no funcionó. El careo entre ambos, tampoco. Ninguno dijo nada. El auditor general se sorprendió de que los comisarios no se sorprendieran de la existencia de esa plata denunciada por un oficial de la propia dependencia. Caía la tarde del viernes 1 de abril del 2016, hace ya un año, cuando en la Gobernación de María Eugenia Vidal empezaron a dudar del jefe de la Policía Bonaerense: ¿Pablo Bressi estaba al tanto del supuesto sistema de coimas que subía hasta al menos el número tres y cuatro de su fuerza?.

El fiscal de la UFI n°3, Marcelo Martini, avisó a este medio que en los próximos días elevará la causa a juicio contra los imputados por “asociación ilícita”: Camerini, Rodolfo Carballo (subcomisario), Ariel Huck (jefe de Operaciones), Walter Skramowskyj (secretario); Sebastián Velázquez (titular de la comisaría segunda); Sebastián Cuenca (tercera); Juan Retamozo (cuarta), Julio Sáenz (sexta) Raúl Frare (duodécima) y Federico Jurado (decimosexta). Todos, menos Retamozo, fueron detenidos entre septiembre y noviembre del año pasado. Todos, menos Jurado, fueron excarcelados el 24 de enero de este año por un fallo de la Sala V de Casación Penal. Cinco días antes, el subcomisario de la Comisaría n°16 Villa Ponsati había sido encontrado muerto en su celda de la Unidad Penal n°9 La Plata.


Levantó su mano derecha hasta la altura de su hombro, puso la palma hacia el frente, los tres dedos centrales hacia el cielo, el pulgar sobre el meñique y juró: “Yo, Federico Maximiliano Jurado, por mi honor, prometo hacer cuanto de mí dependa para cumplir mis deberes para con Dios, la Patria, con los demás y conmigo mismo, ayudar al prójimo y vivir la Ley Scout”. El hombre, de por entonces 35 años, también se prometió en ese instante de felicidad del 2010 abandonar “la fuerza”. La Policía Bonaerense. De a poco. Para que no le faltara nada a su esposa y dos hijos. Quería escapar.

Dos años más tarde, por fin, inauguró un local de venta de artículos para la caza y la pesca. Duró sólo dos años. Encima, los turnos interminables arriba del patrullero lo obligaron a alejarse cada vez más de la Comunidad Guía Scout Sagrado Corazón de Jesús, de City Bell, donde fue jefe de grupo de chicos. Así, en vez de colaborar con el movimiento, creado por Robert Baden-Powell para combatir la delincuencia en la Gran Bretaña de 1907 a través del desarrollo espiritual de los jóvenes, debió soportar las leyes no escritas de la fuerza: la portación de cara, el gatillo fácil y la recaudación ilegal. Hacer la “vista gorda” no alcanzaba: sus jefes se lo pasaban de una dependencia a la otra por su resistencia al sistema.


El subcomisario de Berisso fue trasladado el 1 de marzo del 2016 a Villa Ponsati. Cada vez más lejos del centro platense. “Carpincho Cordial”, como lo bautizaron en los Scout, pintó una de las paredes de su nuevo despacho de violeta, el color del movimiento, y colgó un retrato de Baden-Powell junto al del General José de San Martín, ambos bajo la protección del crucifijo. A sólo un mes de haberse hecho cargo de la Comisaría n°16 cayó en desgracia porque su apellido figuraba en uno de los sobres del denunciado el 29 de febrero sistema de recaudación ilegal desarticulado luego por Asuntos Internos. El 23 de noviembre fue alojado en la Comisaría nº5 El Pato. “Ese día empezó a morirse por dentro”, lloró ante este medio su viuda Natalia Cabrera. El 6 de enero ingresó a la Unidad Penal nº9 La Plata. “La crónica de una muerte anunciada”, insistió. Allí, sólo trece días después, apareció muerto.



Calle 76, entre 9 y 11, 7 de la mañana del 19 de enero del 2017, Unidad Penal nº9 La Plata. El subcomisario nunca se levantó esa mañana de la cucheta superior. Estaba acostado, boca abajo, con la cabeza azulada. No respiraba. Desde el Servicio Penitenciario primero afirmaron que lo encontraron los guardia cárceles, pero luego, que fue su compañero de celda, un ex agente preso por homicidio. La familia, en cambio, aseguró que fue un amigo del pabellón, condenado por gatillo fácil. Era jueves de visita. Su esposa, hijos, madre, hermana y cuñado se alistaban para verlo cuando Natalia escuchó por celular las dos palabras de la asistente social: “paro cardiaco”.

Mientras los peritos forenses de la Asesoría Pericial del Departamento Judicial La Plata revisaban el cuerpo, el ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, se apuró a decir públicamente que no había “nada irregular” en la muerte de Jurado. El fiscal Martini reforzó la versión oficial al hablar de “muerte natural” por la diabetes grados dos que sobrellevaba. La autopsia, concluida luego, sugirió otro final: “Síndrome asfíctico y un edema agudo de pulmón hemorrágico asociado a una hemorragia digestiva alta y páncreas hemorrágico”. Tenía hematomas en la región frontotemporal izquierda y en el tercio externo del párpado superior del ojo izquierdo. En el cuello, además, tres improntas en la piel de forma semilunar localizadas a nivel subangulomandibular izquierdo.

El abogado de la familia, Daniel Mazzocchini, recreó para este medio lo que dice haber sido una escena del crimen: “Lo golpearon para dejarlo indefenso y lo asfixiaron con la almohada”. La viuda, además, agregó detalles que no fueron tenidos en cuenta: “Federico dormía boca arriba porque tenía miedo de que le pasara algo, pero lo encontraron boca abajo. Su celda, que estaba abierta como beneficio por ser un pabellón de ex hombres de la fuerza, era la más cercana al ingreso del módulo. Ahora me doy cuenta de que ese privilegio fue parte de la crónica de una muerte anunciada”. El fiscal archivó la causa luego de que la autopsia complementaria asociara el fatal desenlace de Jurado a sus problemas cardíacos que su familia rechaza, pero su superior, el fiscal general de La Plata, Héctor Vogliolo, solicitó seguir investigando la aún dudosa muerte de uno de los imputados por “asociación ilícita” en el corazón de la Policía Bonaerense.


La viuda no tuvo dudas en la inocencia de quién conoció en la adolescencias: “Es obvio que las cámaras grabaron el ingreso de Federico a la Departamental porque es parte de su trabajo como cuando yo entro a la escuela donde enseño”. E insistió: “La letra del sobre de la comisaría es suya porque se usan para diligencias”. Por eso, su abogado acusó al fiscal de ordenar las detenciones sin pruebas directas. Martini reconoció ante este medio que hizo un uso al menos flexible, por no decir ilegítima, del recurso de la prisión preventiva: “Los internos estaban cerca de quebrarse, arrepentirse y contar lo que sabían”. Camerini, luego de que la Sala V de Casación Penal ordenara excarcelar a todos, rompió el silencio en El Día, pero no para contar lo que sabe sino para amenazar veladamente al fiscal: “El fiscal me pidió un favor en una causa penal que involucraba a su hijo, pero esa vez tuve que ponerle un freno. El sabe muy bien por qué”.


La Auditoría General de Asuntos Internos (AI) decidió meterse en el barro: investigó cada 24 horas a 22 agentes de la Policía Bonaerense. Es que, entre el 10 de diciembre del 2015 y el 15 de marzo del 2017, Berra ordenó abrir 10.291 sumarios contra hombres de la fuerza, apartar a 4.095, suspender a 1.059, aprehender a 338 e investigar por enriquecimiento ilícito a 873 hombres de la fuerza. En ese contexto, la AI envió al fiscal las declaraciones juradas de los imputados -y sus familiares- por los 36 sobres con $ 153.700. De hecho, Martini consideró posible ante este medio sumar una causa contra los integrantes de la “asociación ilícita” por sus situaciones patrimoniales: algunos declararon tener cero pesos, pero otros, en cambio, hasta caballos de carrera.

En la Gobernación de María Eugenia Vidal, quién una vez electa había prometido “controlar a la Policía Bonaerense para que rindiera cuentas de lo que hace”, sospecharon que los imputados recaudaban $ 600.000 por mes. Así lo explicaron ante este medio: “Un cuarto, que fue lo decomisado, subía, pero el resto se repartía hacia los costados”. Por eso, seguían dudando del jefe de la fuerza, que, como si fuera poco, luego fue acusado por la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, por supuestamente encubrir a bandas narco que respondían a Miguel Ángel “Mameluco” Villalba. Pocos saben que, citado a declarar para el 6 de marzo ante Asuntos Internos, el superintendente de Seguridad Región Capital, Fernando Grasso, rompió luego de un año el pacto de silencio: “Camerini estuvo en la Jefatura de Policía la mañana en que encontraron los sobres”.

 

 

Agustín M. Ceruse

 

Oscar Romero

 

Desde Junín, nos llegó su historia. El Diputado Nacional Oscar Romero, peronista y arrepentido kirchnerista, parece ser un paradigma perfecto del mundo sindical y político. De mecánico - abogado a millonario. Acomodó a sus familiares directos y amigos en el Estado. Se acercó a Diego Bossio e intentó olvidar su pasado aplaudiendo a CFK. Hoy se transformó en el presidente del bloque de diputados del Partido Justicialista. La insólita incompatibilidad de funciones públicas de su esposa. Sueldos para todos y todas.

El portal Semanario de Junín lo pone por estas horas en primera plana. Es que su hijo "prodigio", el juninense Oscar Romero, peronista de pura cepa y representante de esa ciudad en el Congreso, tuvo un "ascenso social" bien Nac & Pop.

Nació en 1967 en la Provincia de Buenos Aires. Comenzó como asesor letrado de un gremio. Desde octubre de 2005, tiene un ingreso mensual de $48.330 por parte del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA).   El 1 de diciembre de 2013 comenzó su trabajo en la Cámara de Diputados de la Nación: gana $113.540 por mes. Además, desde el 1 de junio de 2015, figura como empleado de una firma de mantenimiento y reparación de mecánica integral de Sáenz Peña. De allí recibe $19.280.

Nombró a su esposa con un cargo (se desconoce sus funciones concretas) en la Seccional Junín de SMATA, desde septiembre de 2008, donde Fabiana Maricel Zubeldía cobra $38.670.  Romero también la llevó a su mujer a la Cámara de Diputados como asesora, en abril de 2014, y Zubeldía embolsa otros $52.960. Más aún: entre noviembre de 2015 y enero de 2016 trabajó en el Senado de la Nación, donde percibió más de $50.000 de haberes. Acá violó la norma de incompatibilidad de empleo público, que impide la multiplicidad de cargos en el Estado.  

Además, Zubeldía tiene participación en la sociedad Zubeldía Hnos. y Simeón S.C., del rubro tapicería.

 

diputadoromero

 

Cuando en julio de 2015 el hijo mayor de Romero cumplió 18 años, lo acomodó  con un trabajo. Tomás Facundo es asesor de la Cámara de Diputados con un salario mensual de $43.660. Los otros dos hijos del legislador son menores de edad.

Amigos son los amigos. Tuvo un gesto con su carnicero de confianza. Alberto Ramón Fiori fue elegido mano derecha y quedó a cargo de SMATA Junín, en septiembre de 2008, con un haber de  $56.830. Pero además, el dirigente local fue nombrado en la  "amplia" Cámara de Diputados en abril del 2014, de donde se lleva otros $27.130 por mes.

Según indica el portal Semanario de Junín, el Diputado Romero, pese a que acumula en sus cuentas  bancarias 1.000.000 $, le paga a sus empleados domésticos 5.700 $. En 2014 les pagaba menos: 2500 $.

Fue kirchnerista de primera hora pero reniega de ese pasado. No le fue mal. Ahora busca refugio para estar en las PASO con el PJ tradicional - Florencio Randazzo-, el ex-Min. de Transporte. Se reinventa, como muchos políticos. Mientras tanto, engrosa sus bolsillos. Sean eternos los laureles y los dirigentes que supimos conseguir.

 

 

 

 

FUENTE: http://www.semanariodejunin.com.ar/single-post/2017/04/11/Oscar-Romero-gr%C3%BAa-pol%C3%ADtica-y-econ%C3%B3mica-para-amigos-y-familia

 

Sebastián Turtora

 

 

maximo20152

 

 

 

Después de la nota periodística publicada por Clarín el 2/4/2017 (Nicolás Wiñazki) y también por la información exclusiva aportada en Periodismo y Punto sobre una investigación que involucra a la familia Kirchner y la empresa Bayton SA por presuntas negociaciones incompatibles con la función pública, la firma envió un comunicado que el portal difunde, cumpliendo así con el derecho a réplica.

 

 

 

De nuestra mayor consideración.

El día 2 de abril fuimos sujeto de una nota periodística publicada en el diario Clarín, que relacionó un alquiler comercial con el cálculo de votos en las elecciones.

Rechazamos categóricamente cualquier vinculación entre el alquiler de nuestra oficina de Rio Gallegos y nuestra participación como Empresa de Recursos Humanos para el centro de cómputos, como también cualquier acción ilícita y/o vinculación personal o financiera con la familia propietaria del local en cuestión.

Bayton fue fundada en Argentina en 1979 y desde entonces nos hemos desarrollado como una de las empresas líderes en servicios de Recursos Humanos en todo el país, bajo valores de profesionalismo y trasparencia. Somos más de 300 profesionales que brindamos empleo digno a más de 15.000 personas anualmente.

Bayton tiene presencia en la provincia de Santa Cruz desde el año 2010, habilitada por el Ministerio de Trabajo de La Nación. Desde los comienzos empleamos a más de 1000 personas y ayudamos a más de 50 empresas de sectores mineros, petroleros y comercio con servicios especializados de Recursos Humanos. Desde 2014 nuestras oficinas comerciales están ubicadas en Chacabuco 86/88.

Si bien el local comercial está alquilado, lamentablemente, a una sociedad que se encuentra hoy cuestionada por la justicia, el mismo es un alquiler legítimo y transparente, por el cual se abona un monto mensual de AR$13.500.-, y fue gestionado a través de una inmobiliaria de la misma forma que se gestionan todas nuestras sucursales a lo largo del país. No existe ninguna relación o conocimiento personal con los propietarios y/o herederos. Desde esa locación continuamos atendiendo a empresas y trabajadores, aun estando en evaluación nuestra permanencia en el local.

En el proceso eleccionario, Bayton fue contratada, entre otras empresas, para brindar servicios de selección y contratación de Recursos Humanos para el centro de cómputos centralizado en Capital Federal, cumpliendo siempre con las más exigentes normas de la Cámara Nacional Electoral. Allí trabajan más de 1.000 Data Entry calificados siendo su única labor la transcripción de telegramas, que por proceso cuenta con triple validación independiente. El sistema de cómputos no es potestad de Bayton, ni nuestro personal tiene injerencia alguna en su diseño o funcionamiento.

Estamos orgullosos como empresa de participar en el proceso eleccionario, trabajando en pos de un propósito mayor de democracia y país. Allí una pequeña parte depende de nuestros servicios como empresa; el resultado de la elección depende de la democracia.

Bayton fue fundada por argentinos bajo valores éticos de legitimidad y transparencia, con el objetivo de desarrollar los recursos humanos en nuestro país y la región. En consecuencia ponemos a disposición toda la documentación que avala lo mencionado en este comunicado.

 

Juan Carlos Martínez Gte. de Relac. Públicas e Institucionales.

 

maximovotando

 

 

En los comicios de 2015, cuando Máximo Kirchner fue elegido Diputado Nacional y Alicia gobernadora de Santa Cruz, el Estado contrató a través del Correo a una compañía de recursos humanos para procesar la información que llegaba del centro de cómputos durante el transcurso de las elecciones. Esta misma empresa tuvo negocios comerciales con la familia Kirchner en el mismo período que trabajó para el Estado.

 

Esto se desprende de las fuentes de la causa Los Sauces, según una nota del diario Clarín publicada el 2/4/2017. Se investiga un posible delito de “negociaciones incompatibles con la función pública”.  Bayton SA había alquilado dos inmuebles en Rio Gallegos (ubicados en la calle Chacabuco 86 y 88), y las tratativas de dicha operación la llevó a cabo un importante responsable de la firma y “Negocios Inmobiliarios”,  la compañía de Osvaldo Sanfelice, socio eterno de los  K y de Máximo, que formó parte de dicha empresa. El dinero fue recibido por el administrador de la Sucesión de Néstor Kirchner, que se formó tras la muerte del ex Presidente. Es el propio Máximo. Los negocios que se hicieron con la sucesión del ex presidente están siendo también investigados por la justicia.  La causa de Los Sauces en la que CFK fue procesada, está a cargo del Juez Claudio Bonadio.

 

Sin ttulo

 

 

La firma Bayton SA tuvo la responsabilidad de proporcionar el personal para cargar los datos de las elecciones de 2015 al sistema. En 2007 la misma firma participó en los comicios de Córdoba, en la denunciada contienda electoral que consagró a Juan Schiaretti gobernador. Según un artículo de Miguel Jorquera, del diario Página 12, (https://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-91349-2007-09-14.html), Bayton obligó a una empleada contratada a firmar un acuerdo de confidencialidad para cobrar por su trabajo. El acuerdo consistía en no contar lo sucedido en el recuento provisorio.

“María, una odontóloga desocupada de 34 años que prefiere mantener en reserva su apellido, denunció “irregularidades” en el escrutinio del correo, para el que fue convocada a trabajar por la empresa Bayton SA a las 20 del mismo día de los comicios”. “La mayoría de los telegramas tenían cifras ilegibles, el 80 por ciento marcaba diferencias en la carga de datos y el sistema, que no estaba preparado para tantas máquinas, era lentísimo”, sostiene la nota. Y agrega: “María decidió hacer públicas las irregularidades cuando Bayton le hizo firmar, una semana después, y como condición para cobrar su trabajo, un contrato que le exigía “confidencialidad” sobre lo sucedido en el recuento provisorio”.

El documento exclusivo de Periodismo y Punto es una transferencia bancaria electrónica entre Bayton SA y la Sucesión de Néstor Kirchner, que prueba definitivamente el vínculo comercial que podría ser incompatible. Más allá que sea posible que la compañía no haya influenciado en el resultado final de los comicios, es poco transparente que el Estado (ocupado por los K en 2015) decida contratarlos cuando existía previamente un nexo comercial directo. Así, claramente, pueden surgir las sospechas de ciertos favoritismos a la hora del “conteo”, además que los antecedentes no ayudan.

Los alquileres de la familia Kirchner han estado en el ojo de la tormenta judicial por presentar incompatibilidades con la función pública y posibles coimas, en el caso del zar de la obra pública Lázaro Báez y el hombre fuerte del juego y los medios, Cristóbal López. Ambos hoy en problemas y en un aparente ocaso.

La mezcla pornográfica entre el aprovechamiento de poder que generan los cargos públicos en el ámbito privado parece incontrolable y más aún en los últimos años en Argentina. No fue magia. Alquileres para todos y todas. Mientras tanto, el cerco judicial arrincona a los creadores de la "década ganada" en una película que cada día suma un triste capítulo más.

 

Sebastián Turtora

@sebiturtora

IMG 3833

 

Durante una semana, en los medios de comunicación desfilaron voces “autorizadas” para hablar de la convocatoria del sábado 1 de abril. Como todo fenómeno que no se lo comprende, muchos opinólogos cayeron ningunearon la convocatoria, criticaron sus motivaciones y auguraron un estrepitoso fracaso. Los periodistas más afines al gobierno actual le quitaron importancia a la marcha y despegaron al partido gobernante de su origen. Como el jefe de gabinete dudaba de su masividad había que desinflarla. Los ex publicistas del kirchnerismo, hablaron de antipolítica, se rieron de las consignas y festejaron, por anticipado, un durísimo cachetazo al gobierno de las redes y los “trolls”. Ellos que levantan la información según lo que les indican 6, 7 u 8 tuiteros kirchneristas se rieron de los amantes de lo virtual.

Y llegó el radiante sábado de abril en el que lo virtual mutó en real. Luis Brandoni aguardaba en un café ubicado en Corrientes y Talcahuano sin saber que, a pocos centímetros de su figura, el primer convocante a la marcha por la democracia, estaba siendo entrevistado por mí. El anónimo Rex Aluminio explicaba los motivos que tuvo para empezar a tuitear por la democracia. ¡Un sábado! ¡Un día en que decenas de bandas de rock se congregaban en la Ciudad y en que jugaba Boca, Racing y el campeonato de fútbol argentino ardía! ¡Un sábado hermoso en que miles de familias salían a jugar con sus hijos y las parejas tomaban sol en las plazas! ¡Un sábado sin programas políticos fuertes para replicar esa inesperada marcha en sus pantallas! ¡Un sábado común y corriente a no ser que venía precedido de un marzo caliente, repleto de provocaciones!

Hebe de Bonafini y sus insultos, Carlotto y su olvido, los actores que descubrieron la pobreza, las clases de economía del camporista que escondía al hambre, la ex Presidenta reivindicando a la sobrina de un músico fallecido por un proyecto que nunca existió, líderes sindicales aclamando una supuesta profecía  sangrienta, la añoranza del 19 y 20 de diciembre que sólo mentes acaloradas e irracionales sueñan, el odio hacia el distinto, el regreso de las consignas de los setenta, la comparación de Videla con un presidente democrático, el mural de la mentira organizado por un estafador y explotador de trabajadores en una ciudad en la que Jorge Capitanich inventó que tenía pleno empleo, el periodismo militante y el helicóptero de juguete.  Todos ellos aún no comprenden cómo perdieron una elección, por qué ni, mucho menos, que eso ocurrió.

No tienen opción. O cae Macri o se termina el kirchnerismo. Nunca fueron democráticos. ¿Cómo pueden serlo desde la oposición? Peligroso silencio el del Partido Justicialista que intentó, en los primeros meses, garantizar gobernabilidad y, en el 2017, se siente más cómodo con el golpismo camporista. Llamativa afonía la del Frente Renovador y sus aliados honestos y transparentes que denuncian por corruptos a los que se robaron un país pero no se indignan ante el peligro ataque a un gobierno constitucional, legal y legítimo.

 

IMG 3832

 

La Plaza que yo viví, sentí y vi estuvo repleta de familias, lágrimas, orgullo, bronca contenida y esperanza. Fue una gesta ciudadana. El 99% apoya a este gobierno, excepto algunos extraños personajes que decían estar allí por la democracia aunque no simpatizaban con Macri. Muchos de ellos dieron su presente a pesar de las provocaciones del fanatismo. No sólo hay intolerantes en el kirchnerismo, también los hay en el PRO. La diferencia es que, en el anterior gobierno, su líder lo profesaba en cadena nacional. En la manifestación  se respiró ciudadanía en el más amplio sentido de la palabra. ¿Cómo entender que un anciano de 100 años caminase entre la gente para gritar que aún se puede? ¿Cómo se comprende que un niño le preguntase a su madre por qué esto no es una dictadura? ¿Cómo hicieron los abuelos que llegaron primeros al Obelisco para no caer en el insulto soez ante unos forajidos que les tiraron botellas –estuvo allí- al amenazante grito que van a volver? ¿Para qué? Es tan inverosímil la idea del regreso cristinista que la “resistencia” de su líder se expresa en 140 caracteres desde su mansión en El Calafate. No tiene la imaginación para proponer algo nuevo. Mucho menos; el valor para cerrar una grieta.

El país está dividido. Entre los que miran al pasado y los que sueñan en que, esta vez, el cambio sea realizable. Está dividido entre los que exigen impunidad y entre los que gritan que se respete la ley. La fotografía de una plaza repleta de banderas celeste y blanca, coreando el himno, habrá asustado a los provocadores de ayer, hoy y siempre. Esta vez,  hay una inmensa mayoría en silencio que está dispuesta a salir a la calle para defender a las instituciones. Ese simple dato es la razón por la que Mauricio Macri terminará su mandato. El 10 de diciembre del 2019 comenzará a cambiar la historia. Los que se acostumbraron a los beneficios de pertenecer, se la tendrán que bancar. Hasta ahora, no le ofrecen nada nuevo a esa otra masa ciudadana que no se casa con nadie. Perdieron la vocación de enamorar. Ellos, con sus odios y provocaciones, junto con los defensores de la democracia, hicieron posible que se llenara la plaza al grito de “Argentina Argentina”. No fue magia.

 

Por Luis Gasulla

@luisgasulla

Imágenes e informe el lunes a las 23 horas en 23PM por Canal 9

       

 

Página 2 de 35

Nosotros

Periodismo y Punto es un sitio de noticias y de investigación periodística. Orientado a noticias de todo el país, denuncias de fuerte contenido social y político. Con la idea de relatar las noticias que los grandes medios descartan y profundizar las que nuestros colegas, investigan. La información, estará acompañada de audios, fotos y fotos a lo que se sumarán excelentes columnistas. 

Una generación de nuevos periodistas. Sin tapujos. Sin acuerdos. Con un único compromiso: Vos

Recientes Twitter