jubilado suicidado 735x400

 

 

Que es un genocidio y Macri está exterminando a los ancianos, pobres, mujeres y niños. Que el jubilado no tenía para comer. Que quiso dejar un mensaje al ANSES. Que si la derecha reaccionaria utilizó el “sucidio”… “suicidio” de Nisman, nosotros haremos lo mismo con Rodolfo Oscar Estivill. Que en el ANSES, desde hace un año y medio, los jubilados esperan interminables horas para hacer atendidos. Que la reparación histórica es un invento de Clarín. Que Periodismo y Punto y Liberman en Línea le agregaron un cero al recibo del abuelo suicidado. Que la familia de Estivill está asustada y no quiere contar la verdadera historia. Que están protegiendo al ANSES porque “algo les pusieron”. Que soy un operador macrista. Que los que están del otro lado son trolls de Marcos Peña. Que antes de volarse los sesos, el jubilado marplatense, ofreció un emocionante discurso criticando duramente la situación actual de la tercera edad. Que las imágenes fueron recortadas y por lo tanto no se puede observar el citado discurso y que se editó para que los allí presentes estuviesen mirando para otro lado en vez del ocasional orador. Que Macri es la dictadura. Que nos va a matar a todos. Que utilizaremos políticamente lo sucedido porque los medios contaminan a la gente. Que la gente es estúpida. Que la gente está obnubilada por la derecha. Que los que no piensan como nosotros son reaccionarios, fascistas, gorilas, vendepatria o la peor encarnación del mal.

Anoche, mientras las propias sobrinas de Rodolfo Oscar Estivill pedían piedad a la oposición política y al público en general, en algunos canales de televisión, acomodaban el discurso sobre la marcha. De pegarle al gobierno, cuestionaban a la familia del jubilado suicidado por salir a hablar “tan rápidamente”. Abogados defensores de jubilados vinculaban el triste final del hombre de 91 años con los gobiernos de derecha latinoamericanos. Gabriel Mariotto kirchnerista, ex vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, cercano al Papa Francisco escribía que “el 2001 ya llegó” tuiteando la foto con el cadáver de Estivill sobre la escalinata del ANSES de Mar del Plata. La nueva política, nueva política, encarnada por la camporista Mayra Mendoza inventó que el jubilado gritó que “Uno no merece vivir así”, desinformó que la plata no le alcanzaba y que la ayudaban las hijas. No fue capaz de chequear un dato. Estivill solo tenía dos sobrinas. No hijas. 852 ciegos retuitearon la mentira.

 

 

 

Ajuste, represión y sufrimiento. El 2001 ya llegó.

El abuelo q se disparó dijo "UNO NO SE MERECE VIVIR ASÍ" 91años. La jubilación no le alcanza. Lo ayudan sus hijas. El Estado es responsable!

 
 
 

Como Joseph Goebbels, ideólogo nazi, decía que “miente, miente que algo quedará”. Los fanáticos lloraron la muerte de un jubilado mientras festejaban internamente el supuesto beneficio político. No esperaron un segundo. Salieron a grabar videos, publicar notas en portales de medio pelo y algunos de gran circulación, inundaron programas televisivos, tuitearon hasta el cansancio supuestas frases de despedida de Estivill, escracharon al titular del ANSES –el tiempo dirá si es buen o mal funcionario- y avizoraron el comienzo del fin de un gobierno “ilegítimo”.  La izquierda argentina se la devoró el kirchnerismo. Algunos dirigentes del Frente Renovador echaron más leña al fuego y politizaron el deceso. Del otro lado, algún perdido dirigente de la juventud del PRO habló de la herencia K. Nadie fue a los papeles. Todos creyeron que había pasado lo que anhelaban que hubiera pasado. Las sobrinas del fallecido jubilado los hundió como al Titanic. Lejos de pedir perdón, los canallas redoblaron la apuesta. Fueron contra los mensajeros. La familia o el periodismo libre que fue a las fuentes y a los registros de la AFIP. Estivill tenía una digna jubilación. Lejos estaba de pasar hambre. Su angustia pasaba por otro lado. Hay una vida más allá de la política.

Los tuiteadores seriales que se horrorizaron ante la muerte de un inocente aún no le dedicaron un solo carácter a los asesinados en Venezuela. Es que, para ellos, en las tierras venezolanas, las únicas víctimas son los gobernantes y los caídos… “algo habrán hecho”. La inconsistencia moral del fanático ya no tiene límites.

 

 

Por Luis Gasulla

@luisgasulla

 

Nosotros

Periodismo y Punto es un sitio de noticias y de investigación periodística. Orientado a noticias de todo el país, denuncias de fuerte contenido social y político. Con la idea de relatar las noticias que los grandes medios descartan y profundizar las que nuestros colegas, investigan. La información, estará acompañada de audios, fotos y fotos a lo que se sumarán excelentes columnistas. 

Una generación de nuevos periodistas. Sin tapujos. Sin acuerdos. Con un único compromiso: Vos

Recientes Twitter